sábado, 12 de diciembre de 2009

A propósito de "Ataque de pánico"

La industria vulnerada


Se puede afirmar con seguridad que el cortometraje Ataque de pánico, de Federico Alvarez, es el filme uruguayo más visto de la historia. Y el director será reconocido por mucho tiempo como un joven que tocó la cima del éxito en tiempo récord, ya que apenas pasaron unos días desde que subió su corto a youtube hasta que comenzaron a lloverle los contratos, y ¡qué contratos! nada menos que propuestas de trabajo de Dreamworks, Warner, Fox, y Sony, casi todas al mismo tiempo. Varias de las compañías cinematográficas más poderosas del planeta estaban ofreciéndole millones de dólares a una persona que, semanas atrás, era un perfecto desconocido.
“Está muy bien hecho” es la frase que repite la gente cuando se le pide una opinión. Es probable que para los montevideanos el atractivo principal resida en ver volar en mil pedazos varios de sus edificios emblemáticos como el Palacio Legislativo, la torre de Antel o el Palacio Salvo, mientras que los espectadores del resto del mundo profieren halagos señalando los bajos costos y la sorprendente calidad visual. Y es cierto que se trata de un corto brutal a nivel técnico, que deja en evidencia un conocimiento del medio, una perseverancia y un trabajo de hormiga desmesurado por parte de los realizadores, al punto que, para un ojo no especializado, la película podría pasar perfectamente por una superproducción de los grandes estudios de Hollywood.
Son repetidos los casos de hackers que logran vulnerar los sistemas de seguridad de determinadas empresas multinacionales y que, una vez descubiertos, lejos de ser enjuiciados o procesados, son contratados por las mismas empresas para que trabajen para ellas. Un movimiento estratégico que ejemplifica la máxima “si no puedes con tu enemigo únete a él”. En el caso de Ataque de pánico y las subsiguientes propuestas de la gran industria parece haber sucedido algo similar. Federico Alvarez acaba de demostrar algo que hubiera sido impensable unos años atrás: que se pueden emular los juegos de artificio de Hollywood, que con un presupuesto irrisorio se puede hacer lo mismo que los grandes estudios contratando centenares de empleados y gastando decenas o cientos de millones de dólares. En otras palabras, Alvarez acaba de demostrar que Hollywood es una farsa, y que la apuesta a los efectos especiales, a la grandilocuencia y a la pirotecnia que hasta hoy los grandes estudios ostentaban como propiedad exclusiva, está llegando a su fin. Hollywood comprendió de inmediato la imperante necesidad de neutralizar a este director, de impedir que se independice y de ponerlo a trabajar en sus filas. Y hoy en día es raro que un realizador joven se oponga a unos cuantos millones y a la posibilidad de trabajar con una infraestructura de primer mundo.
Por fuera de esto, al corto en sí mismo es difícil encontrarle más méritos. A nivel conceptual no hay un sólo elemento que de cuentas de cierta originalidad, ambigüedad o profundidad, y ni siquiera hay algún apunte sarcástico, autoparódico o farsesco que le aporte cierto encanto. Cuesta creer que en dos años de meticulosa producción no haya pasado por la cabeza del realizador una sóla idea en este sentido, y la acumulación de destrucciones urbanas puede equipararse a las de un insulso blockbuster o las del anime más impersonal. El background publicitario del director se siente en cada fotograma, en el vacío esteticismo que desborda.
Es verdad que algunas tecnologías de la comunicación (myspace, youtube) están generando excepciones considerables a lo que se denominaba la unidireccionalidad de la información. Hoy las metrópolis también están dando recibo de los productos culturales creados en la periferia, y aquí hay un claro ejemplo de ello. Lo triste del caso es que triunfe precisamente un director que no ofrece una alternativa, sino que reproduce minuciosamente las propuestas dominantes.
No sin razón se ha comparado a Álvarez con el director sudafricano Neill Blomkamp (Sector 9); por darse a conocer por un corto de ciencia ficción de bajo presupuesto, por su pasado en la producción publicitaria y el video clip, por colocar extraterrestres en una urbe relegada y porque ambos fueron contratados por un director devenido productor (Peter Jackson para el caso de Blomkamp, Sam Raimi para Alvarez). Pero la diferencia también salta a la vista: Blomkamp tiene un par de ideas para transmitir.

Publicado en Brecha 11/12/2009

28 comentarios:

babel dijo...

Es bueno! Tiene ideas tomadas de otras películas de Ci-Fi e incluso del 11-S pero está bien realizado. No tenía idea de su existencia, gracias por el aporte!

Un saludo;)

Equinox Fin de Semana dijo...

abia dicho eso en menos detalle hace un mes, buenos efectos, la trama un carajo, los actoresde cartulina, el libreto cero, el final como final a la apurada, rompan todo, pero lo que decis de los efectos le valio bien merecido el exito al pibe, pero como cine, como pelicula, una mierda como todas las del fin del mundo y esos bagayos que ves los efectos y te dedicas al pop el resto de la pelicula

redrum dijo...

Fuegos artificiales, y punto. Entramos en el tema que al ser un cortometraje no se le pide mucho, y a un film sí, cuando para mí se demuestra que el mismo Blomkamp al desarrollar su idea en un largo, le cojeaba bastante.

Vamos, que habrá que subvencinar disco a los imitadores de Michael Jackson, que cantarán fatal, pero oye, bailan casi como él!

1 saludo!

Anónimo dijo...

yo creo qeu si en holywood se gasta tanta guita en produccion es porque se le pagan muy buenas remuneraciones al los equipos de produccion, postprod. y demases, ahora, si se esta buscando "mano de obra barata" para estos trabajos que sin duda llevan mucho tiempo en horas, seria como las fabricas uqe mandan producir mercancias a asia, es mas barato porque los trabajadores ganan menos, yo espero qeu si este corto promete trabajo a realizadores de uruguay sean remunerados como se merece y no lo suficiente como para ir tirando, no tendria uqe ser un sueño eso de ser bien remunerado por el trabajo realizado.saludos.

Anónimo dijo...

Ahí radica la hermosa paradoja de todos los ámbitos del mundo actual: el pibe salió del pozo haciendo este corto TÉCNICAMENTE (y solo técnicamente) fantástico para abrirse las puertas al "gran mundo" del cine... y qué va a terminar haciendo? Una versión de este corto de 120 minutos, llena de explosiones, clichés y demás basura. En sus palabras "va a ser una invasión alienígena, algo nunca visto". Ah, buenísimo, una invasión alienígena superproducida y plagada de efectos especiales... qué novedoso. Sacamelá.

florencia dijo...

hiperinflación de la masa! ja suerte para él que será millonario y se codeará con tobey maguire... me quedo con la pobreza de stoll

Josep dijo...

Estupenda disección filosófica la de hoy, amigo Diego, que comparto al cien por cien.

Ese paisano tuyo pone en solfa la supuesta grandeza del cine hollywoodiense actual que se vale de la admiración por los efectos y deja bien claro, como tu apuntas, que tras ellos hay carencia de ideas con intención propia.

Te van a caer palos, me imagino, de tus paisanos, señalándote como derrotista: eres un valiente, que duda cabe.

Un abrazo (solidario)

Equinox Fin de Semana dijo...

No, no me quedo en la pobreza de Estol o stol, ser pobre es ser fracasado y estupido, mas aun festejarlo, bien por el pibe de ataque de panico, que se llene de buena guita, ser rico es bueno

Oldboy dijo...

Es cierto que no es original, pero no quita el merito de llevarlo a cabo con cierto éxito.

Por otro lado el tema de forma local - por comentarios de amigos en uruguay - parece ser un revival del mundial de maracaná (campeonato de futbol que uruguay ganó en los 50' al favorito Brasil), o esa variante cuasi-futbolera de orgullo nacionalista de "le rompimos el culo a hoollywood", que es deleznable.

Y sobre todo porque mas allá que discutamos sobre la falta de originalidad del corto, detrás del hay trabajo y esfuerzo y los supuestos de 15' de fama del autor no se deben solamente a un videito sorpresa en internet como el uruguayo medio tiende a pensar, sino que el director por lo que muestra en la pagina de su productora tiene una amplia experiencia publicitaria para primeras marcas, o sea que no solo basta con la "suerte" o el "ser uruguayo" para que te salga una oportunidad asi.

O sea mi enojo es por la re-afirmación del "mito" de que con ser uruguayo basta y nos olvidamos de la parte de no ser mediocres, y de esforzarse y tener ambición.

Por otro lado, para un productor poder hacer algo razonablemente bueno en terminos tecnicos con una decima parte del presupuesto convierte a este hombre en muy atractivo. Aunque como decian en un comentario anterior habria que ver si la "ventaja" de un tecnico uruguayo es que cobra un decimo del salario de un profesional internacional, cualidad muy efimera si las hay y muy cuestionable para sentirse orgulloso de ella.

Claudia Cartasso dijo...

Sale whisky, 25 watts el baño del Papa y todos se mean y festivales y sale Drexler y todos cantan al otro lado del río y sale esto que está buenísimo y ya los snobs que nunca faltan salen hablando de plusvalía y del imperialismo como los marxistas del 45 Aguante el publicista.

Equinox Fin de Semana dijo...

Claudia, me leiste el pensamiento, totalmente de acuerdo contigo, bien por el pibe, bien por la hermosa guita que haga, esos que mencionas, peliculas y cantantes son el simbolo de la mediocridad al cine como lo es Onetti a la literatura, ejemplos de un pais de mierda, viejo y aburrido, el pibe hizo un bang bang para promocionarse y lo logró, ya veremos cuando salga a la cancha grande, arriba los que hacen guita, al tacho los perdedores aburridos

Diego Faraone dijo...

Ufff ya tenía que aparecer mi madre (Claudia) con esos comentarios medio reaccionarios que la caracterizan. Me causó gracia y por eso lo publiqué.

Equinox, me parece que te fuiste un poquito al carajo. Yo también me quedo con Stoll mil veces, ante todo porque hace un cine que trata al espectador como un ser pensante, y no como a un autista que queda boquiabierto cuando ve luces de colores.
No me gusta nada la dicotomía que planteás de ganadores que hacen guita / perdedores aburridos.

Supongo que si yo pensara igual tendría que estar escribiendo para el Sábado Show reseñas de mil doscientos caracteres sobre Manual de amor o 2012.

Ja, y me gusta mucho Onetti!

Por lo que dice medio en joda mi vieja, bueno, es sabido que si Federico Alvarez hubiese triunfado con algo realmente bueno yo estaría deshaciéndome en halagos.

Gran abrazooo

Equinox Fin de Semana dijo...

ngo ciertos dias Jacobinos Diego, ciertos dias de Fronda, depende de mi estado de humor, abrazo Bocha

Oldboy dijo...

Aclaro que mi comentario anterior era mas bien una queja al tratamiento noticioso/social del "evento" de algo uruguayo existoso que una critica al video o trabajo en si mismo.

En cuanto al contenido del mismo yo tambien hecho en falta algo más de ironia como comentás en tu articulo. En principio crei - al ver el robot de juguete del inicio - que la cosa venia de parodia de "ultraman" o "sankuokai" o alguno de esos innumerables enlatados japoneses de robots destruyendo maquetas de cartón piedra con petardos explotando por detrás.

Quizas para mi gusto hubiese sido mas divertido tener a "Godzila" (la japonesa) como referencia antes que "El dia de la independencia".

Pero bueno, todo no se puede y no todos los dias nace un Hitchcock entre nosotros, aunque no creo que sea perjudicial que un uruguayo dirija a nivel internacional, pues quizas pueda ampliar oportunidades para alguien mas que esté latente.
...

Me parece curioso, y vuelvo a referirme a cosas que "rodean" al video, fue un comentario que escuche en Barcelona de unos amigos uruguayos relacionados a la produccion y que fue algo asi como:

"¿sabes que el director de video es de derechas?"

"es un fascista por emitir el video justo antes de las elecciones"

Ante lo que yo quedo estupefacto.

¿Soy yo que hace tiempo que no vivo alli y no entiendo nada, o es que todavia hay gente que piensa que hay otra gente que es tan influenciable que puede cambiar su voto por temor a que una horda de robots asesinos destruya Montevideo?

Finalmente he de admitir que ver la IMM destruida fue como una especie de catársis y lo disfruté muchisimo... quizas una original manera de reducir el empleo publico ;).

Saludos, bueno articulo Diego.

Diego Faraone dijo...

Jajajjaja Bocha, no te preocupes. Dejo este sitio a disposición para tus días girondinos y jacobinos indistintamente. Lo importante es que los lectores se manifiesten y que dejen lo primero que se les pase por la cabeza. Claro que yo tampoco dejo de hacerlo y más cuando leo alguna opinión que me inquieta especialmente.
Te mando un gran abrazo.

Oldboy, maestro. Creo que estamos de acuerdo en todo. Falta nervio, sangre, ironía, lo que fuese. Como me dijo una amiga, lo único que escapa un poco al estándar es el homenaje a Einsenstein, (eso del cochecito cayendo) que al fin y al cabo es el mismo que utilizan todos los publicistas para hacerse los cultos.

No sé si el tipo es de derecha, y no me importa demasiado. Creo que los comentarios que parten de esa base ya vienen errados de antemano.

Yo vi a todo el video como una catarsis, como el sueño de un pibe (quizá el del comienzo) de que venga algo exterior y rompa todo. Y creo que es la única lectura que se le puede dar.

Muy pobre, en definitiva.
Salú.

Lonnie Blues dijo...

1)"Sky Captain & The World of Tomorrow". Y no digo más nada acerca de esto.

2) No sé si Onetti es bueno, malo, viejo, nuevo o lo que sea. Yo no pude con su obra - y ojo que me le animé a Kafka, a Melville y a Dostoievsky. Pero con Jotacé no pude.

3)Al principio, Drexler pareció interesante. Como al principio pudieron serlo Los Estómagos o Los Traidores,hace ya tiempo. Lo malo fue la progenie que dejaron: bandas de punkillos con cerebros de lenteja que confunden ruido con música, los últimos, y ciertos cantautores con menos huevo que un flan de caja, el primero. ¿Éxito fácil, o algo que se le parezca? Copie y tendrá la mitad del camino hecho - va para el clip de "Snake", también.

4)No hay nada de malo con los efectos especiales, mientras sirvan a la historia y no al revés. Vean la versión de Spielberg de "La Guerra de los Mundos", por ejemplo ("uuuy, lo que dijo: Spielberg")

5)Me parece espléndido que el tipo vaya a "Joligud" y se haga unos mangos. Tiene razón Oldboy: no alcanza con "ser uruguayo" y "tener suerte", aunque esto último indudablemente ayuda.

6)"District 9" me decepcionó muchísimo. Inflada, pretenciosa, previsible. Y aburrida, sobre todo muy aburrida.

Saludos a todos l@s cinéfil@s.

Lonnie Blues dijo...

Estimado Faraway, si tiene tiempo y ganas dése una vueltita por lo del Caballero Oscuro, me interesa su opinión ;) Saludos.

Adrián de Lauso dijo...

El Uruguayo ha nacido para sufrir. Para que no le regalen nada y para producir y reproducir imágenes de lo que le cuesta todo, del mundo depresivo y mediocre en el que vive y si aparece algo distinto de eso hecho por un uruguayo ese ser no merece ser uruguayo (al menos tan uruguayo como Gardel, Onetti, Stoll y Quiroga) y es un vendido a la plata del Imperio seguramente un egresado de alguna Universidad privada (que JAMAS debió existir)medio facho el pibe con el mate totalmente globalizado. Y a priori cualquier cosa divertida, interesante movida y popular que haga debe ser considerada una auténtica bosta.

Diego Faraone dijo...

Lonnie, por tus puntos 3) y 4) deduzco que no te gustó el corto. Estoy bastante de acuerdo con todo lo que ponés. De rock uruguayo mejor no opino porque en general no me llamó ni me llama demasiado la atención.
Y me resultó muy gráfico eso del flan en caja, creo que voy a empezar a plagiarte.

Adrián, qué bueno que disientas un poco. Pero me temo que estás en una posición que no te favorece demasiado. Digo, creo que el espíritu crítico no es en absoluto destructivo, y que se debe ser tan severo con el cine nacional como con cualquier otro, en parte porque el buen cine nace en un entorno reflexivo, crítico y autocrítico, exigente y nunca condescendiente a priori.

Buscarle intencionalidades a quienes critican -lo que decís de la universidad católica y de los prejuicios con respecto a lo popular o a lo exitoso- habla más de tus propios preconceptos que de aquellos a los que justamente no les satisface ni les divierte determinada obra.

Un abrazo!

Lonnie Blues dijo...

A decir verdad, el corto me pareció bueno, divertido, disfrutable... pero no me puedo comer la pastilla; en realidad el asunto pasa más por el punto 1) ("Sky Captain")

No me puedo atribuir la autoría de la expresión que alude al flan de caja - la utiliza con frecuencia una amiga muy querida - así que "plagie" tranquilo, mi estimado Faraway ;D ;D

Anónimo dijo...

¿Sugiere o mas bien manifiesta abiertamente que mi comentario ha sido proyectivo joven Faraway?
No creo que lo sea, dado que las películas yorugas hablan por sí solas, y Onetti habla por sí sólo no sólo desde lo que escribe síno desde su posicón crítica hacia el Uruguay tirado en una cama y bebiendo vino hasta morir no ciertamente como Heminguay.
Aunque disienta conmigo le ruego que tome en cuenta mi mordaz comentario porque pienso que Uruguay es un país pequeño donde un gran tesoro cultural es la envidia y esto que digo del pibe facho seguramente salido de la Universidad Privada (que no se escribe pero se dice)puede ser la causa de un silencioso exilio de muchas personas jóvenes y talentosas que no se bancan el trato que le brindan mentalidades a las que aludo (porque las hay las hay)y que sencillamente, dado que hablan fluídamente inglés y no creen que el mundo se acaba en la barra del Chuy se las toman.
No lo reto a duelo porque creo que eso fue prohibido ¿no? Adrián

Diego Faraone dijo...

Ok Adrián, a lo mejor no debí haber sugerido que tu comentario fue proyectivo porque en realidad ni lo sé.
Nada, no sé bien que es lo que se dice en la calle sobre este corto, pero si puedo decirte que en los medios locales sólo hubo elogios.

Y existe una tendencia crítica local de elogiar automáticamente al creador uruguayo que hace sus películas y de subrayar el esfuerzo considerando las carencias económicas tercermundistas (independientemente de si el resultado es bueno o una cagada, triunfe en las taquillas o no).

Supongo que esta texto fue lo menos elogioso que ha recibido el sujeto en cuestión, al menos por estos terruños.

No me rete a duelo Adrián, no vale la pena el esfuerzo. Salud y feliz todo!

Agustin Acevedo Kanopa dijo...

Para mi el hecho de filmar una ciudad siendo destruida (mas alla de la profundidad del guion, si es o no un mero producto de cine de genero) es fundamentalmente importante.
Creo que el verdadero atractivo de Ataque de pánico no son sus logros técnicos o haberle hecho la cola a Hollywood (comparto todo lo dicho por Oldboy), sino el efecto que tiene, culturalmente hablando, la posibilidad de ver la ciudad de uno reducida a ruinas. En las territorializaciones que conforman la subjetividad de una nacion, el acto de destruir un país es igualmente edificante que construirlo (tal como los niños que rompen un juguete para ver cómo funciona, qué tiene adentro). En este sentido, resulta más que clara la casualidad de países como Estados Unidos o Australia, de población netamente inmigrante estén todo el tiempo cuestionandose su identidad por medio de la destruccion. Quizás para el cine mundial no afecte mucho -despues de todo, se trata de méritos de tiempo y forma, más que nada- pero para, no solo el cine uruguayo, sino para la identidad uruguaya, es una intervención más importante de lo que uno puede imaginar, ver ciertos de los más históricos landmarks desmoronarse como si estuviesen ocurriendo in real time.
Es por eso que me parece medio miope andar calificando al corto como poco profundo. Primero, es un cortometraje perteneciente al cine de género, pedirle mayores lineas de exposicion y de análisis (y menos que menos sarcasmo, gran de los males del cine moderno) seria tan necio como decir que el guion de una porno no tiene suficiente solidez. Segundo, prefiero infinitamente el cine de genero mas terraja que las pseudo ideas que Blomkamp intenta transmitir. Tercero y ultimo, las peliculas y cualquier obra de arte en general, disparan distintas carambolas semióticas/subjetivas que van muchísimo más allá de lo que pretendían en su comienzo. Quedarse en la obra en sí, es acortar demasiado el campo

Diego Faraone dijo...

Agustín, qué bueno que estés comentando otra vez por acá.

A lo mejor tenés razón en lo de ver la propia ciudad derruida, y lo de la destrucción simbólica como un acto constructivo. Yo no estaría muy seguro, pero te lo concedo porque suena lindo.

Lo que no me gusta en absoluto es la generalización que hacés en torno al cine de géneros. Hay una diferencia enorme entre un musical, por ejemplo, y una película de terror; jamás se podría medir con una misma vara una peli de aventuras y una comedia. Lo primero es conocer a fondo los parámetros que rigen esos géneros, para poder descubrir los puntos que deben cubrir (no debe defraudarse al espectador que los busca), los márgenes de libertad y, por supuesto, las posibles rupturas.

Una película de terror, por ejemplo, tiene que causar miedo para ser buena. Pedirle profundidad es, como decís, bastante injusto. El cine de terror nace de una necesidad de escuchar historias inquietantes, y su base son ciertas leyendas populares relatadas desde antaño.

Ok, si una película de terror da miedo y además tiene cierta profundidad, bueno, entonces mejor que mejor.

Pero la ciencia ficción es un asunto completamente distinto, básicamente porque desde su nacimiento (estoy hablando de H.G. y de ningún otro) surge con un poder alegórico de puta madre. La Ciencia ficción plantea parábolas, es un género profundo y rico, y el espectador -el consumidor asiduo, el que le da la razón de ser al género- busca esa faceta desde siempre. Nombráme un clásico de la ciencia ficción, y allí tendrás una obra profunda.

Si me decís, "pedirle mayores líneas de exposición y análisis a una obra de ciencia ficción descerebrada sería tan necio, etc etc" te doy toda la razón. Pero convengamos que este no es un corto que dignifique al género.

Lo de las carambolas semióticas, mfff soy un tanto escéptico en este caso. Pero bueno, no te voy a cuestionar por tener esas creencias. Y ni siquiera el tiempo podría darle la razón a alguno de los dos, así que me ahorro discutírtelo.

Gracias por pasar por acá Agustín, un comentario como el tuyo eleva el nivel de este blog. Abrazo!

Agustin Acevedo Kanopa dijo...

El tema es que para mi Ataque de Panico es mas bien un cortometraje de un subgenero dentro del genero de la ciencia ficcion, que es justamente el Cine catastrofe.
Para mi el cine catastrofe entra en la misma categoria del porno: asi como uno quiere ver pene que entra pene que sale (bueno, en realidad a mi me gustan ver otras cosas mas alla de eso), en el cine catastrofe se trata basicamente de encontrar formas nuevas o mas emocionantes de destruir ciudades.
por supuesto que eso puede desencadenar posibles conclusiones y mucho material teorico (el porno incluso se presta, a veces, para estas cosas), pero basicamente el corazon de la peli se trata de esa alegria infantil de ver todo prenderse fuego. Es por eso que, asi como en una pelicula gore espero, mas que nada, alguna viscera para afuera (pero ta, tambien estan las peliculas de Romero, que son criticas durisimas al capitalismo), tampoco suelo exigirle mucho mas que eso a las peliculas de cine catastrofe. Si pueden ir mas alla de eso (suponete, que en la mayoria del cine catastrofe el tema de fondo es ver si el ser es bueno o malo por naturaleza mas alla de la desaparicion total de sus protesis materiales) buenisimo, si no, no lo reprocho demasiado.
Creo que justamente el problema viene cuando se le meten cosas teoricas y reflexiones, ahi suelen pifiarla casi siempre (destapandose sobre todo los discursos mas reaccionarios), aunque no digo que no podria ser distinto.

Diego Faraone dijo...

Agustín. No creo que el cine catástrofe sea un subgénero dentro de la ciencia ficción. La mayoría de las obras del cine catástrofe no entran de los lineamientos de la Ciencia ficción.

No creo rebuscado pensar Ataque de pánico como un corto de ciencia ficción; pensá en las obras con las que se relacionó, aquí y en otros sitios: Capitán sky, Dia de la independencia, El eternauta, La guerra de los mundos... Ciencia ficción y más ciencia ficción.

Supongamos por unos minutos que tenés razón, y que Ataque de pánico fuese una obra de cine catástrofe. El cine catástrofe está muy relacionado con el miedo, con el derrumbe de los elementos que amparan a los protagonistas. Es adrenalina, resistencia, escape, un intento desesperado de sortear vicisitudes.

A ataque de pánico lo vio mi hija de cinco y no le asustó ni medio. Creo que ni pensado como cine catástrofe funcionaría bien.

En fin, soy de esos que lo ve y dice: "ok, todo explota, ¿y?"

Agustin Acevedo Kanopa dijo...

yo creo que nadie puede sentir nervios ni miedo con peliculas como el dia despues de mañana, o volcano, o Dia de la independencia, o Armageddon, o 2012, o Twister.

bueno, el tema es que para mi, en este preciso caso, por razones que ya dije, me parece importantisimo que todo explote

Diego Faraone dijo...

Al fin y al cabo todo se reduce a eso. Para vos tiene relevancia que todo explote y para mí no. Es apenas un matiz ideológico.

Si nadie siente crispación por las películas que nombrás, debe ser, básicamente, porque son muy malas.

Gran abrazo!