jueves, 10 de abril de 2008

1408 (Mikael Håfström, 2007)

King aporta, Cusack dignifica, Håfström brilla


Uno de los grandes atractivos de esta película son los primeros tramos del guión, adaptados de un relato de Stephen King. Mike Enslin (John Cusack) es un escritor especializado en lugares embrujados que se dedica a viajar de una ciudad a otra, recorriendo hoteles, casas, faros o catedrales presuntamente malditos y su descreimiento respecto a lo sobrenatural aumenta a diario. Su experiencia parece indicarle que todas las historias de apariciones y de antiguos asesinatos son explotadas para “vender” los recintos y atraer turistas. Es así que en la película no hay sobresaltos hasta pasados los primeros cuarenta minutos, pero hasta entonces la idea de partida tiene la suficiente fuerza como para sostener eficientemente el suspenso durante todo ese tiempo. Samuel Jackson es el gerente de un hotel de Nueva York que intenta persuadir al protagonista de que no se aloje en la habitación del título; argumentos no le faltan ya que, explica, innumerables muertes tuvieron lugar en esa pieza. El escritor también tiene sus razones, simplemente no cree en las maldiciones e insiste en alojarse allí. Pero como ocurre en el mejor cine de terror, los constructos racionales comienzan a verse desplazados por la creciente imposición de lo sobrenatural.
Otro de los puntos fuertes en la película es Enslin, el protagonista. Un personaje curtido, sin miedo, preparado para afrontarse a lo que sea. Es del tipo de caracteres fuertes, bien plantados, ideales para estos filmes. Al llegar a vérselo como un individuo quebrado, temeroso y vulnerable, se transforma en fuente de pánico para el que se vio amparado, respaldado en esa firmeza. Cusack convence y cumple airosamente la responsabilidad de cargar en sus hombros con una película en la que su presencia debe ocupar tres cuartas partes de la totalidad de los planos. Si el filme no decae en algún breve momento de debilidad del guión, –que lo hay- se debe a la credibilidad que supo despertar el actor.
El tercer punto fuerte tiene que ver con los aspectos técnicos y es mérito específico del director sueco Michael Håfström. Los primeros minutos dentro de la habitación son de un terror minimalista y psicológico, similar al de películas como Los otros o El orfanato. Se plasman múltiples factores potenciadores de nerviosismo: sonidos de fuera de campo, espejos escondidos que reflejan parcialmente al personaje, cortinas movidas por el viento, objetos amenazantes que se encuentran desenfocados por detrás del protagonista. Pasada esa primera etapa minimalista, el horror comienza a imponerse por acumulación. Las amenazas comienzan a corporizarse y el director apunta a la sorpresa, a la claustrofobia, a la angustia, generando atmósferas opresivas y enajenantes. La desesperación del protagonista aumenta en vertiginoso crescendo, con algunos momentos de distensión sabiamente dosificados para que los clímaxes sean aún más intensos. 1408 alcanza momentos de un desasosiego arrollador, y la vuelta de tuerca final, parecida a la de El descenso, reafirma aún más este aspecto. En definitiva, la película será difícilmente tolerable para quien no sea afín al género, pero sin duda se trata de una joyita para los adeptos.
Publicado en Brecha 11/4/2008

18 comentarios:

Planocenital dijo...

Es una suerte que te haya gustado tanto, a mí me pareció bastante pobre y poco original; en un momento sentí que me estaban mostrando un golpe de efecto detrás del otro sin ningún tipo de sentido. Pero bueno, también es cierto que fui a verla con muchas expectativas, y eso quizás me jugó en contra.
Saludos y hasta pronto!
Hernán.

faraway dijo...

Lo mío fue al revés, no esperaba nada y me sorprendió para bien. Que las cosas se agolpen sin sentido me parece parte de la gracia de la peli, supongo que en este caso me impresionó más la capacidad de generar climas que la posible "coherencia" del planteo.
La originalidad pienso que está en la puesta en escena, y creo que se le pueden apostar unas fichas a este Hafstrom. Aunque supongo que es cuestión de perspectiva. Abrazo!

Josep dijo...

Tu comentario invita a ver la película, desde luego; coincide con la apreciación de un conocido que me la ensalzó mucho; como no soy amante del género ni mucho menos, creo que esperaré a alquilarla en dvd; no porque piense que no me vaya a gustar, sino porque si me agobia mucho la paro y me repongo, cosa que en el cine no se puede hacer... :-)
La explicación de mi interés, pese a no gustar del género, reside en las ganas de ver otra buena interpretación de Cusack, por descontado.

Un abrazo

faraway dijo...

"La explicación de mi interés, pese a no gustar del género, reside en las ganas de ver otra buena interpretación de Cusack" Eso es un cinéfilo de pura cepa!! Si no ves una película por H es por B. Genial. Igual, Josep, te aviso que fuimos muy pocos los que defendimos esta peli, la mayoría de los críticos la destrozaron sin compasión. Avisado quedas. Un abrazo!

HB dijo...

"por H o por B" es una alusión a mi persona?... Debo confesar que no vi 1408, muy a pesar de la enorme simpatía que me causa el gran John Cusack. Trataré de verla en la brevedad (es decir, cuando termine el bafici).
Saludos

Fantomas dijo...

He leído tantos comentarios dispares acerca de esta cinta, que no le tengo mucha fe. De todas formas apenas pueda voy a verla.

Buena crítica.
Saludos.

faraway dijo...

hb, ya me esplicarás qué coño es esa sigla. Estuve el fin de semana por Bs. As. y nada, no pude entrar a ver ninguna peli del BAFICI, todo estaba agotado. Me quedé con las ganas.

Fantomas, es tu género predilecto, no podés perdértela. Mejor que no le tengas fe, porque a lo mejor te sorprende para bien. Un abrazo.

Manuel Márquez dijo...

Aquí, compa Diego, otro al que la cinta no terminó de entusiasmar demasiado (cierto es que no soy amante del género, pero el problema principal no creo que radique ahí, sino en lo complicado que está encontrar argumentos y desarrollos originales para este tipo de films). Ah, y una advertencia para el amigo Josep: Cusack no está mal, porque un monstruo de ese calibre no puede estar mal ni meando en su casa, pero debe tener como varias docenas de películas en las que está mejor...

Un abrazo.

faraway dijo...

Ok, veo que la barra viene muy anti -1408. Supongo que en algún momento tenía que pasarme, pero por otro lado me alegro que lectores tan exigentes frecuenten mi blog. ¿Será que a nadie le gustó 1408?

Manuel, no es de lo mejor de Cusack y, de hecho, hay una escena que sobra, que es cuando rompe el minibar de la habitación. Algunos dirán que Cusack sobreactúa en ese momento, a mi me parece que si la situación pierde en verosimilitud es por lo absurdo de la escena en sí, y no por culpa de Cusack. Al fin y al cabo, los actores hacen lo que se les ordena...
Otro abrazo para ti.

Ezequiel Villarino dijo...

Diego, no ví el film en cuestión (admito estar demasiado centrado en el cine oriental últimamente). Igual, El Descenso me pareció muy buena película (me atrapó hasta el último instante).
Y es una pena que no hayas podido ver ningún film en el BAFICI. El problema es que los fines de semana el público aumenta considerablemente. Algo lógico.
Muy bien Wakamatsu, desde ya. Sin embargo, lo poco que vi de Kobayashi no me gusto.
Mis saludos!
EV

Ezequiel Villarino dijo...

Me olvidaba: ¿viste Mushishi de Katsuhiro Otomo? Tengo entendido que no está para nada mal. Veré si puedo conseguir, en estos días, el dvd.
Abrazo!
EV

Jorge - cinenovedades dijo...

Excelente crítica, te felicito.

Todavía no pude ver esta peli, pero ya van varias críticas que dicen que es buena, ademas obviamente de la tuya. Todo lo que sea de Stephen King es de vision obligatoria y si está John Cusack (actorazo si los hay) también.

Saludos, Jorge.

faraway dijo...

Ezequiel, El descenso era un poco mejor, tenía más unidad, era más "redonda", si se quiere. Igual no creo que esta quede muy atrás.
Otomo no es santo de mi devoción, creo que lo que más me gustó de él fue aquel segmento suyo en "Memories", pero ni Steamboy ni Akira me gustaron demasiado. Ni siquiera había oído hablar de esta nueva. Lamento no serte de ayuda. Y me alegro mucho que Wakamatsu esté marchando bien. Intentaré conseguir alguna de sus pelis.

Jorge, no sé si todo lo de Stephen King es de visión obligatoria, más bien creo que para mantener la salud mental habría que evitar alguna de las tantas adaptaciones de su obra. Todavía me acuerdo de aquella "Cujo" que era bastante malita, o Salem´s Lot de Tobe Hooper, La zona muerta de Cronenberg, o Tommyknockers de no sé muy bien quién. Todas bastante irrelevantes. En fin, un saludo, hermano.

soycritico.com dijo...

Siento discrepar. 1408 acaba siendo un mal catálogo de Ikea, una habitación “mutante” que atrapa al cínico escritor de historias embrujadas en su propia trampa, con sus mismas armas, rebuscando en su historia personal, aflorando sus traumas, recurriendo a niños… pero todo fuera de control, provocando cansancio en el espectador y deseando que no vuelvan a cambiar la decoración de la 1408.

Gerardo.H dijo...

Antes que todo gente… creo que deberíamos ser considerados con Stephen King, un hombre que ya mismo podría decir: “lo que tengo de vida ya está salvado” y nadie podría decir ni "a"… Sin duda ha de haber sido difícil concebir una obra que abarca más de 500 libros, entre relatos cortos, novelas, guiones para cine y demás, de ahí a que no todo sea bueno. No se olviden de “Christine” de Carpenter, “The Shining” de Kubrick, “Pet Sematary” o “Secret Window”, por nombrar sólo algunas de las que yo considero buenas adaptaciones… Y con respecto a lo que decía Faraway de Cujo, hay que decir que a Lewis Teague le faltó tacto y buen tino a la hora de adaptarla, porque la novela se deja leer como si tal cosa…
Saludos.

faraway dijo...

Gerardo, gracias por publicar tu comment. Supongo que estás en lo cierto, King ya tiene ganado su buen título, por calidad y por cantidad. Aunque mucha cosa que ha hecho no sirva para mucho, habría que ver la mitad del vaso lleno, algo loable sin dudas. Un abrazo.

Javier Casado Pérez dijo...

No sé si tiene mucho sentido publicar un comentario en una entrada de hace año y medio, pero no vi la película hasta ayer, y como veo que estás "apesadumbrado" porque a casi nadie le guste esta película, quería darte una pequeña alegría ;-)

La verdad es que era una película de la que no esperaba gran cosa, incluso esperaba que me decepcionara bastante (no soy gran amante del género, quizás por lo repetitivo y poco original que suele ser), así que quizás al ir con pocas expectativas el resultado fue más positivo. Pero desde luego, me resultó una película entretenida, con una primera mitad bastante lograda y capaz de crear bastante tensión a ratos, aunque también tiene algunos fallos de guión (desde mi punto de vista), cayendo en demasiados tópicos, que la estropean en su segunda mitad.

ATENCIÓN, SPOILER:

La aparición de los fantasmas, por ejemplo, para mí sobra, no aporta nada, y resulta casi risible, infantil. Me refiero a las figuras fantasmales, no a las apariciones más corpóreas, que a mí al menos no me chocaron tanto. Por cierto, me resultó curioso cómo se presentaba a los fantasmas de forma muy "cinematográfica": el más antiguo estaba en blanco y negro y como proyectado con una cinta dañada (con polvo y arañazos); y la mujer de los años 50, en colores pastel de las películas de la época; curioso.

FIN DE SPOILER

A pesar de esto, estoy de acuerdo en la efectividad en esa segunda parte del giro de guión que comentas. Aunque es algo a lo que últimamente estamos bastante acostumbrados, aquí me pareció bastante logrado y efectivo.

No me gustó, en cambio, la resolución del problema, aunque reconozco que debía ser difícil encontrar una salida a todo aquello en el guión. Me pareció que quedaban muchos hilos sueltos en la forma en la que se solventó la situación, pero también entiendo que en este tipo de películas es mejor no pensar demasiado y dejarse llevar, si se quiere disfrutar un poco.

En cualquier caso, de nuevo en la parte final, la reaparición de Samuel L. Jackson para mi no encaja, es una escena que sobra completamente, que incluso frivoliza un poco toda la película (aunque supongo que precisamente se introduce para "hacer pensar" al espectador, pero a mi me resultó absurdo).

En resumen: bastante más de lo que me esperaba (que no era mucho), una película bastante entretenida y que no defrauda, con una buena primera mitad y algunos buenos momentos de tensión. No la considero una gran película, pero cumple su cometido de entretener agradablemente.

Diego Faraone dijo...

Javier, leo tu comentario y me doy cuenta de que ya no me acuerdo de la mayoría de los detalles que señalás.
Lo que veo es que, en fin, la peli no es tan memorable al fin de cuentas, y que quizá la encumbré demasiado en su momento. Pero sin dudas es un tenso y atmosférico entretenimiento, y eso sí que no es poco. Me alegra que te haya gustado!!!
Un abrazo. Como verás, las contestaciones demoran pero llegan.