viernes, 1 de agosto de 2008

Ficción (Ficció, Cesc Gay, 2006)

Deseo vs. represión


Con sólo tres largometrajes de su autoría (Krampack, En la ciudad, Ficción) y uno de dirección compartida (Hotel room) el catalán Cesc Gay ya se alza como uno de los más importantes directores españoles de la actualidad, y sin dudas de los más sólidos, considerando la calidad de cada una de sus obras. Gay ha sido sobradamente talentoso plasmando los conflictos existenciales característicos de diversas etapas de la vida -la adolescencia en Krampack, la treintena en En la ciudad, la llegada a los cuarenta en Ficción-, y en exponer con tono intimista y sobrio personajes que llegan a un punto de inflexión, a una vivencia que los sacude y con el que lidian de maneras dispares.
Ficción es una película forjada con diálogos a medias, con verdades no dichas, con silencios. La línea argumental es mínima: un tímido e introvertido director de cine, casado y con hijos, va a pasar unos días solo por la casa de un amigo en los Pirineos, en busca de calma e inspiración. Allí, amigos mediante, conoce a Mónica, una mujer que también está de paso por el pueblo. Entre salidas a las montañas, paseos a caballo y vueltas fortuitas comienza a surgir entre ellos una sutil y creciente tensión amorosa, reprimida por ambos.
Si en apariencia se trata de una película en la que “no pasa nada”, por detrás de la apacible superficie, de las buenas formas y de las fachadas de los personajes puede percibirse, en gestos mínimos, los torrentes emocionales que subyacen, la mortal lucha interna entre pulsiones y represión que aqueja a los protagonistas. Ficción avanza sosegadamente hasta llegar a puntos de una tensión e intensidad impensada para una historia tan sencilla. Llegado cierto punto en que la contención de los personajes roza lo intolerable, surge un clímax final profundamente gratificante y emotivo, aunque la película en su totalidad deje un retrogusto amargo. Los chispazos de felicidad son demasiado efímeros como para tratarse de una comedia romántica, ciertos destellos de esperanza la distancian del drama; Ficción transita ese género incierto en donde se ubican películas de amores no consumados o consumados a medias como Breve encuentro (Lean, 1945) o Con ánimo de amar (Wong, 2000).
Gay parece tomar ese sosiego atribulado tan propio de los personajes de Wim Wenders, así como la calma hipnótica de sus películas. Y algunas tomas desde dentro de un auto en movimiento con acompañamiento musical de Nick Cave dejan en evidencia la decisiva influencia del director alemán. Por otra parte, las increíbles actuaciones, la abundancia de diálogos en los que no importa tanto lo que se dice sino lo que corre por detrás, la ausencia de un hilo narrativo que encauce la historia hacia un sitio determinado y la apariencia de verosimilitud recuerdan sobremanera al cine del maestro francés Eric Rohmer. Para remontar semejantes influencias y no morir en el intento se requieren agallas y talento. Cesc Gay los tiene, y de sobra.
Publicado en Brecha 15/7/2008

8 comentarios:

Oldboy dijo...

Ha estado politicamente muy correcto al poner el título original en catalán, no sea que se mande una metida de pata como la del champagne y Josep no vuelva a escribir en éste blog ;).
...
El que no piense después de ver esta pelicula que Eduard Fernandez es un super-actorazo es que no entiende nada, de nada, como expresa un monton de cosas sin decir una línea de diálogo es increible.
Con todo digamos que "en la ciudad" era un poco más "dinámica" y era más fácil de ver.

Gerardo.H dijo...

Buenas.
Faraway, excelente reseña para una película que en verdad, aún no he visto. La descargué hace un buen tiempo y a poco la hice back-up junto con otras pelis españolas, por lo que sólo me basta buscar el DVD y ponerme al día. Le tengo ganas, así que de un momento a otro la estoy mirando.
Con respecto a Batman…, no dejé ningún comentario porque no la vi y la verdad que nunca me ha llamado la atención. Por otro lado, lo que sí me sorprendió fue los numerosos comentarios de gente molesta por tu crítica negativa del film. En gran cantidad de sitios leí reseñas sensacionalistas que ponen TDK por las nubes, sino más alto aún. Todas escritas de idéntico molde, como si hubiesen sido concebidas mediante la ejecución de una misma fórmula matemática… De igual manera, están en su derecho por supuesto, pero… ¿qué más respetable que alguien que se anime a discrepar? Creo que yo hubiese hecho lo mismo desde el vamos, incluso por capricho, porque la película del hombre murciélago ya era un éxito antes de estrenarse, y hay algo que está mal entonces...
Siempre pensé que teniendo en cuenta que todos somos individuos únicos, por tanto bien diferenciado uno del otro; con gustos, intereses y aspiraciones diferentes, es decir que cada uno goza de una personalidad bien definida… ¿cómo es posible que tanta gente piense lo mismo de una película? Y Dios confunda al que sea de sentir diferente, porque sin duda el tal, enseguida es tachado de oscurantista y loco de remate, quedando así pronto para marchar derechito al loquero. ¿Escribir algo en contra de lo que se ha de decir? Uno que hace semejante cosa por supuesto está patrocinado por el Diablo, y a él se debería unir en el mismísimo Infierno. Pero… ¿qué pasa gente? ¡Es sólo una película pasantista! No la vi pero eso tiene que ser, una cinta para pasar el rato, matar las horas, eso...
¡Cómo se ponen algunos! Parece que les hubieses insultado a sus propias madres con tu reseña. La verdad que cada vez entiendo menos de nada…

¡Saludos!
Y espero otra crítica negativa tuya, que al fin y al cabo uno termina por entretenerse...

imagenes y palabras dijo...

Otra propuesta interesante que no hemos visto.

Saludos

yorgos dijo...

De las tres películas d Cesc Gay esta es la que me falta por ver. Y después de leer tu reseña veo que será algo necesario. Muy bien vistas las conexiones que has visto con otras películas y cineastas, me ha parecido muy interesante.
Apoyo a Oldboy con su mención apropósito de Eduard Fernández, bajo mi punto de vista es sin duda uno de los tres o cuatro mejores actores de España.
un abrazo

BUDOKAN dijo...

Es bueno saber en que anda este director porque le había perdido el rastro por completo. saludos!

faraway dijo...

Oldboy, le debo un segundo visionado a En la ciudad. La vi en Cinemateca 18 y era casi imposible entender lo que decían los personajes, uno deducía por el contexto. Varios amigos consideran que la película es brillante, pero yo no sabría decir...
Quizá En la ciudad sea más accesible, pero igual no creo que Ficción sea una película difícil, de hecho se parece bastante al cine de León de Aranoa, por decir algo.

Gerardo, muchas gracias por tu apoyo. A mi tampoco me causa gracia que las películas sean un éxito comercial incluso antes de ser estrenadas. Así resulta que Transformers o Hancock, a pesar de ser una cagada, generan dividendos gracias a una campaña basada en trailers vertiginosos y ansiedad internetística.

Imágenes, Yorgos, Budokan: Anótenla en su lista, cuando la vean me dicen que les pareció.

Gracias por su presencia! Abrazo general.

Ad Ayin dijo...

No sabia ni de la cinta ni de su director. La voy a buscar de inmediato. Suena como a cine de Ozon, sin tanta amargura. Gracias por la recomendación...

Oldboy dijo...

En realidad Faraway creo que a mí me paso con "Ficción" lo que a usted con "En la ciudad".
"Ficción" la vi a unos miles de pies de altitud sobre el oceano atlantico en algún punto desconocido entre america y africa en un vuelo transoceanico de Madrid a Montevideo y por si fuera poco con dos niños; creo que no hay manera más adversa de ver una película y con todo me gustó mucho.

Con "Ficción" tuve la misma sensación que cuando vi "Iron 3" (nota para el navegante: buscar el director en imdb porque no me dan las bolas para buscarlo pero es un director coreano famoso), que hijos de puta!!!, como pueden decir tanto con tan poco diálogo. También he de decir que si hubiera sabido que tenian tan poco dialogo no la hubiera mirado.

Quizás he usado las palabras incorrectamente, pues mi sensación fué que "En la ciudad" era más fácil; tiene algún toque de humor - o tragicomedia en algun punto - es coral o sea que es fácil conectar con al menos alguno de sus múltiples personajes o historias entrecruzadas. En cambio "Ficción" es más minimalista (¿me salió un oximoron?) , tiene menos personajes y menos diálogos, aunque eso no quiere decir que no tenga su dinámica.

De Aranoa solo vi "Los lunes al Sol" y solo puedo decir que era un peliculón, pero era algo mas serio - con toques de humor corrosivo -, mas comprometido politicamente , más serio en definitiva.

En cambio en estas peliculas de Cesc Guy todo pasa sin estridencias, como muy naturalmente tanto sea el drama como el humor o situaciones que están en medio de estos dos extremos y uno se queda pensado si me rio o no, en definitiva es cine serio que no parece tan serio.

Eduard Fernandez está impecable en ambas peliculas a pesar de que en "En la ciudad" su papel es más pequeño.