sábado, 3 de octubre de 2009

Las mejores películas (XI)

Esta última selección me quedó bien variada, y miren que fue casual, no es que quiera hacerme el polifacético. Todos conocen mi entusiasmo por el cine de Tarantino, y comprenderán que me ponga tan exultante con Inglorious; hoy mismísimo voy al cine a verla otra vez. Todas las pelis que le siguen son muy sólidas y sobresalen especialmente entre lo último que he visto. Diría que hasta imprescindibles.

Inglorious Basterds de Quentin Tarantino (Estados Unidos/Alemania)
Al acercarse a la última película de Tarantino uno pone el listón de expectativas demasiado alto, tanto que hasta podría resultar un poco injusto. Pero Tarantino es de los pocos cineastas en el mundo capaz de superar incluso las aspiraciones más optimistas. Inglorious es una obra mayor, revolucionaria, inclasificable y poderosa. Va a traer opiniones encontradas y unas cuantas quejas, claro que sí.

La graine et la mullet de Abdel Kechiche (Francia)
Kechiche ya se había lucido antes con la notable L'esquive, y ahora se confirma como un gran director a seguir y a tener en cuenta. Una familia de origen árabe se dispone a abrir un restaurante en un barco, encontrándose con unas cuantas dificultades en el camino. Un acercamiento íntimo a un montón de personajes cuestionables, y adorables al mismo tiempo.

Taare zameen par de Aamir Khan (India)
El cine indio también tiene películas centradas en anécdotas pequeñas, y ésta en particular es profundamente emotiva. Un niño tiene serios problemas en la escuela, con sus pares y su familia. Convencidos de que tiene problemas mentales y de conducta, sus padres deciden meterlo en un internado, donde sus problemas se agudizan. Si yo tuviese la posibilidad, difundiría esta película a lo largo y ancho del mundo. Ustedes no se la pierdan, por lo pronto.

The chaser de Hong-jin na (Corea del sur)
Un inescrupuloso proxeneta se indigna porque sus prostitutas lo abandonaron sin aviso, y procura tomar cartas en el asunto. En seguida se da cuenta de que todas ellas cayeron en manos de un retorcido asesino serial. Un thriller fortísimo y sangriento, donde increíblemente el psicópata es atrapado a los quince minutos de metraje.

The hangover de Todd Phillips (Estados Unidos/Alemania)
Un grupo de amigos se despierta sin acordarse de nada de lo que hicieron la noche anterior. Y en seguida descubren una serie de consecuencias inauditas. Un tigre en el baño, un amigo desaparecido, enemigos desperdigados por doquier, una patrulla de policía en lugar de su auto. Sería algo así como una buddy movie con trama policial; probablemente la comedia más divertida del año.

Katyn de Andrzej Wajda (Polonia)
Yo pensaba que Wajda estaba muerto, inactivo, o finiquitado creativamente. Pero nada que ver, el viejo se saca de adentro una historia que lo marcó de por vida, logrando plasmarla con empuje y gravedad. Como pasa con tantos otros hechos históricos que no tienen nada que ver con el holocausto nazi, pocos saben qué cuernos fue la masacre de Katyn. Acérquense, y sáquense la duda.

Eden lake de James Watkins (Inglaterra)
Una pareja sale a distenderse a un bosque idílico y aparentemente desierto. Pero una banda de adolescentes maleducados y molestos también anda por ahí, y empieza a atomizarlos demasiado. Luego de ciertos intercambios de violencia, las cosas llegan demasiado lejos, y nuestra protagonista deberá armarse con lo que venga para hacer frente a ese grupo de enfermitos.

Ip man de Wilson Yip (Hong Kong)
Bellísima película de artes marciales, con Donnie Yen haciendo de maestro protector de su pueblo, al sur de la China. Aunque no tenga mayor vuelo, se trata de una obra clásica, divertida y fresca, que además cuenta con la invaluable colaboración de Sammo Hung como coreógrafo de las secuencias de lucha. Cierta cuestión patriótica molesta un poco, pero en fin, no se puede pedir todo.

Luz silenciosa de Carlos Reygadas (México, Francia, Holanda, Alemania)
Ya sé que en estas páginas hablé mal de Reygadas una vez. Me equivoqué, el tipo es un gran cineasta. La peli es lenta como la mierda, pero también dice muchas cosas; un hombre no logra decidir si quedarse con su mujer y sus hijos o si irse a vivir con su amante, y su indecisión trae una tragedia inesperada. La intensidad contenida, el enfoque austero y un desenlace que recuerda al mejor Dreyer son elementos que conforman una gran obra.

The hill de Sidney Lumet (Inglaterra, 1965)
Mientras juro explorar la filmografía de Lumet hasta sus últimas consecuencias, aprovecho para sugerirles que se aproximen a este clásico olvidado. Entre varias 007 Sean Connery quiso prestarse para una película más autoral, que pudiera darle un poco de prestigio y para que lo tomaran un poco en serio. Lumet logró transmitir el calor y la existencia nauseabunda dentro de una cárcel británica para desertores de guerra.

13 comentarios:

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Me quedo con la de Tarantino y con Luz silenciosa (que es una debilidad).
Saludos

Liliana dijo...

Inglorious bastards es genial. Se supera a sí mismo, como dices. Para colmo mete a la cinefilia más literalmente que en otras, y lo hace con clase. A mí me encantó, me saco el sombrero, Mr. Tarantino.

Katyn: Wajda es un grande, definitivamente. Habla de lo que le toca... si vemos su cine conocemos la historia de Polonia, es el mejor testigo que ha tenido. Publiqué alguito en El espectador imaginario.

Luz silenciosa es una obrita de arte. No he visto su última, que parece te hace odiarlo, pero Luz... es bellísima.

M. Jordan dijo...

Me alegra ver IP Man seleccionada ya que es una de las que se presentan en el festival de Sitges (desde donde escribo ahora mismo) y si aún me quedaba alguna duda, tras verla en esta lista se ha borrado.

un saludo

Diego Faraone dijo...

No es fácil este hombre Reygadas, pero yo le debo reconocer un mérito que no es para nada menor: la capacidad de incomodar como pocos. Es algo que logra y que, en mi caso, me lleva a cuestionarme muchas cosas de mí mismo. Me lleva a analizar porqué es que me incomoda tanto eso que me está mostrando. Sigo creyendo que sus pelis son muy lentas, (ahí pesa su admiración por Tarkovskii) pero de verdad lo estoy comenzando a considerar uno de los pocos cineastas en actividad realamente transgresores.

M.Jordan, qué bueno que estés por acá. Y me alegra mucho que una recomendación mía te lleve a tomar una decisión. Espero que te guste la peli, y mucha suerte con ese festival, ya que parecen haber unas cuantas cosas buenas por allí. Buen provecho.

Rick dijo...

Hay muchas que no he visto, pero de las que he visto creo que la más disfrutable es "Resacón en Las Vegas", que es mucho mejor de lo que su engañoso título hace creer.

florencia dijo...

uhhhhhhhhhhhhhhhh qué buena inglorious!!! amor por ese tarantino y amor por ese brad pitt (aunque ya se esté repitiendo demasiado). genial sin más! besoss

Gerardo.H dijo...

Puff... me quedan algunas por ver, sobre todo la de Tarantino. La coreana es excelente, pero te recomiendo esa joya que es Breathless, lo mejor del cine coreano que he visto en los últimos tiempos. A Eden lake ya la tengo vista, lo mismo que The hangover e Ip Man, así que me apunto el resto.
¡Saludos!

Jesus dijo...

Reygadas es uno de los pocos cineastas latinoamericanos que se están diferenciando de los demás. Vi Batalla en el cielo y Japón una muerte anunciada y la verdad es que siempre dejas preguntas en el aire. Me refiero a preguntas que nacen debido a algunas escenas que uno no está acostumbrado a ver. Me parece muy destacable. Aún no veo Luz silenciosa. Espero verla... saludos.

Jesus Jara.

adayin dijo...

Apenas estrenan la de Tarantino este fin. Ya estoy desesperado por verla. Ip Man, jeje, otra joyita eh... Como tu recomendación de Chocolat, aunque sigo prefiriendo Iron Monkey...

De Reygadas yo también me equivoque y con esa cinta me di cuenta de mi error. Que final, que barbaro... Y The Chaser es un alucine. Cuanta frustración puede generar un momento (evidentemente, aquel en la tienda de abarrotes) y cuanto desden puede generarte hacia las autoridades, hacia la venganza y hacia el cinismo... Me preocupa que ya este en camino su remake americano. Me preocupa y me entristece.

Diego Faraone dijo...

Rick: "Resacón..." al menos es más fiel al título que el que pusieron por estos lares "¿Qué pasó ayer?" Y sí, es sumamente divertida.

Floppy: Tarantino es Dioooos, y es cierto que es la segunda vez que nos causa gracia Brad Pitt por su pronunciación de dialectos extraños. Para mí es un grande, desde que lo vi en su cameo mínimo en Escape salvaje, me volví un poco fan.

Gerardo: por todas las veces que seguiste mis consejos, lo menos que puedo hacer es poner a bajar en este preciso instante Breathless. Después te comento aver qué me pareció.

Jesús, veo que estamos de acuerdo con Reygadas. Es un tipo a respetar y a tener en cuenta, aún cuando logre indignarnos un poco.

A day in: Soy fan de Iron monkey, es de mis obras favoritas en el género. Pero Chocolate e Ip son también joyitas que no se quedan tan atrás.
Uff, The chaser y esa tienda, cuánta angustia, maldita sea.
Bueno, las remakes son una plaga, tendríamos que hacer una unión bloguera en contra de las putas remakes. En fin, apestan. Un abrazooo.

Claudia Cartasso dijo...

Andzej Wajda muestra una vez más en Katyn su inagotable talento creo que estamos hablando de un genio del cine que ha logrado realizar una película madura, sensible, trágica y real.
El tema de Katyn no fue menor en su momento (hablemos de los cincuenta) pero sospecho que muchos de los presentes no habían nacido y que el asunto de las abominaciones del nazismo y el stalinismo agitados una y otra vez durante la guerra fría dejó en las sombras ese escabroso tema.
Es bueno ver esta película con la desapasionada o más bien desfanatizada visión que sólo puede brindar el paso del tiempo sin negar que estamos frente a eso que se llama Arte Mayor.

Adrian de Lauso dijo...

...y pensar que cuando se estrenó "The Hill" nos pareció una terrible denuncia y ahora la carcel the hill es, comparada, con los que nos han mostrado otras películas un hotel de cinco estrellas. Como va cambiando la sensibilidad sin que nos percatemos de ello.

Adrian de Lauso dijo...

...y pensar que cuando se estrenó "The Hill" nos pareció una terrible denuncia y ahora la carcel the hill es, comparada, con los que nos han mostrado otras películas un hotel de cinco estrellas. Como va cambiando la sensibilidad sin que nos percatemos de ello.