jueves, 11 de noviembre de 2010

Actividad paranormal 2 (Paranormal activity 2, Tod Williams, 2010)

El miedo multiplicado

No pueden negarse los méritos de la primer Actividad paranormal. Más allá de que se haya convertido en la película más redituable de la historia, (su presupuesto original fue de 15 mil dólares y se hizo de beneficios que multiplicaron por 10 mil esa cifra) fue para Oren Peli, su creador, un verdadero hallazgo haber dado con recursos cinematográficos tan brutales y efectivos, pergeñar una sencilla fórmula capaz de despertar miedos profundos y atávicos en la audiencia. Pese a su buena cantidad de defectos, la película infundía terror hasta en los más valientes, y en ella se utilizaban con sabiduría los sonidos de fuera de campo, la sugerencia, la aparición paulatina in crescendo de intervenciones sobrenaturales. Se ubicaba al espectador en una posición de voyeur permanente, por lo que fisgoneaba, cámara mediante, la vulnerable intimidad de una pareja protagonista y se lo volvía testigo de amenazas espeluznantes.
Lo llamativo de esta Actividad paranormal 2 es que muchas de las más importantes características de la primer película parecen redoblarse. Naturalmente, el presupuesto base se ha ampliado -es de casi 3 millones de dólares- pero también se agrandaron las dimensiones de la casa; ahora tenemos una concurrida familia, perro y bebé incluidos, como víctimas de la presencia demoníaca, y las cámaras que registran la acción son ahora siete, seis cámaras de vigilancia más una de mano que se mueve por todo el campo de acción. También es cierto que se multiplicaron los problemas de ritmo, la primer película se detenía un buen tiempo en la presentación de personajes, y las prometidas actividades del título se hacían esperar demasiado. Aquí la presentación dura aún más, convirtiendo la primera mitad en un hueso estirado y duro de roer, la típica filmación casera de una familia haciendo y diciendo boludeces; es decir, la clase de material audiovisual que podría interesarle a los involucrados y a pocos más.
Debe decirse, también se redoblan los problemas de coherencia. Quizá el mayor bache de verosimilitud de la primer película es que los protagonistas no abandonaban la casa aún luego de saber que un demonio los acechaba. Ahora ocurre exactamente lo mismo, y los personajes no hacen lo que haría cualquier otro mortal en su situación: huir despavoridos, mudarse a un hotel, irse a vivir prontamente a otro estado.
Y curiosamente, lo que se redobla durante la segunda mitad es el miedo. No es sólo que haya un par de sustos capaces de hacer saltar de la butaca -literalmente- a una sala entera, sino que además Actividad paranormal 2 logra algo que ya quisieran centenares y miles de películas de terror de todo el mundo: despertar miedo al miedo. Mediante la sugerencia y la constante amenaza de un nuevo y terrible sobresalto, los últimos tramos provocan una angustia constante, y llevan a una situación en que el espectador queda pendiente y alerta de cada puerta entreabierta, de cada movimiento extraño, de cada indistinguible y horripilante sonido. Y es una sensación que muchos llevarán a sus casas y a sus cuartos, así que conviene alertar que, almas sensibles, deberían abstenerse.

Publicado en Brecha el 12/11/2010

10 comentarios:

El Maik dijo...

Pa, que heavy man.
No ví la uno pero me la han recomendado para ver solo, con un buen par de audífonos (que tengo), y a oscuras.

Esa seguro que después de esta reseña la voy a ver. Pero la segunda, honestamente, no sé.

Me interesa particularmente, no obstante, que haya un perro. Es siempre una presencia que despierta simpatía, y en general, le va bastante mal. Pobre bicho.

En fin, a por la uno, en principio.

Nosédecine dijo...

Gran reseña.
Por un lado hay que decir que en esta segunda parte no hay ningún elemento nuevo respecto a la primera, salvo los personajes y eso supongo que parece malo o bueno según se mire. Ya es un logro que tenga sus buenos momentos de sobresalto cuando todo el mundo sabe muy bien que cuando van aumentando los bajos del sonido creciendo poco a poco se acerca un nuevo susto para la audiencia.
Me gustó al igual que la primera, admiro el hecho de hacerla coetánea a ésta y que aparezcan también los anteriores protagonistas.
Buena película y muy por encima de lo que hay hoy en día en el género de Terror.
Un saludo!

Joker 23 dijo...

A mi me aburrió muchisimo, repetitiva y no me causó ni un solo sobresalto. Realmente me sorprendió, esperaba entretenerme al menos. Sinceramente.

Diego Faraone dijo...

El maikk, deberías ver la uno, pero aseguráte de que sea la reedición de Spielberg, que está mucho mejor sonorizada y tiene un final mucho más contundente. Después verás si le das la oportunidad a la secuela.
Sí, sí, la típica, un perro misteriosamente descuartizado y colgado en el umbral de la casa, una fija en el cine de terror.

Nosédecine, qué buen nick!!! Creo que tenés un alter-ego, en la vuelta.
veo que estamos de acuerdo. Muchas gracias por comentar!

Joker23: no tenés sentimientos, sos más duro que un terminator. Cuando la vi en el cine todos, pero todos los que estaban en la sala se cagaron sin excepción, y algunos hasta pegaron unos gritos bárbaros.
Pero en fin, como ocurre con el humor, el miedo es algo muy particular, y en cada persona surge por razones distintas.

Un gran abrazo!

Joker 23 dijo...

Vos sabés que yo esperaba lo mismo: esperaba asustarme, y bastante. No vi la primera, pero la verdad, esta no me causó nada. Hilando fino te diría que en la parte que se sacude la cocina me sobresalté débilmente. No es que sea un cyborg o terminator, jeje, es que a mi me "alteran" más las películas tal vez no declaradamente terrorificas. Se me ocurre el miedo (no se si es la palabra justa) que inspira Shock Corridor de Fuller, que es de lo poco que vi de Fuller y siempre me pareció excelente.

Saludos.

elJotapé dijo...

te ganaste un nuevo lector! agradecele a tu amigote bruno.

despuess de escribir esto voy a ver "red social", espero que sea buena como la presentas.

JP

El Maik dijo...

Downloading...

Walter Hego dijo...

Interesante blog. Voy a ver si lo vicho más en profundidad, en busca de títulos para bajar de la bahía de los piratas.

La parte siguiente de este comentario puede resultar antipática,* pero un viejo "grammar Nazi" como yo no puede evitarla: deberías decir "primera película", no "primer película".

* Igual basta con que no apruebes la publicación.

Salú.

Perro dijo...

Si bien me asuste en alguna parte en "la primera película" me pareció un bodrio. Como bien decís, es incoherente que no salgan corriendo. Además todo este tema de los fantasmitas es tan anticientífico (como algo que no es fisico, puede mover, tocar, morder algo? Y si por momentos se hace fisico, deberia reflejar la luz y por tanto ser visto, emitir calor o... Entiendo que parezca un ladilla, pero )

En fin que un bodrio. La 2 ni pierdo el tiempo.
Excelente el blog

Perro dijo...

Si bien me asuste en alguna parte en "la primera película" me pareció un bodrio. Como bien decís, es incoherente que no salgan corriendo. Además todo este tema de los fantasmitas es tan anticientífico (como algo que no es fisico, puede mover, tocar, morder algo? Y si por momentos se hace fisico, deberia reflejar la luz y por tanto ser visto, emitir calor o... Entiendo que parezca un ladilla, pero )

En fin que un bodrio. La 2 ni pierdo el tiempo.
Excelente el blog