sábado, 28 de junio de 2008

Kung fu panda (Mark Osborne, John Stevenson, 2008)

Otro tanto para Dreamworks


Hay quienes dicen que no hay como una buena competencia para optimizar recursos y mejorar los productos propios; se dice también que cuando existe un importante y localizado foco de creatividad, ese florecimiento de ideas, el entusiasmo y las ganas de hacer se contagian en un entorno común. Lo cierto es que si Pixar (Toy Story, Buscando a Nemo, Los increíbles) se alzó en los últimos años como una de las más importantes empresas de animación, hoy su único competidor remarcable al interior de los Estados Unidos es Dreamworks (Shrek, Vecinos invasores, Bee Movie), quien viene levantando considerablemente el nivel con serios riesgos de que, de mantenerse ese alza, pueda arrebatarle a Pixar la cumbre de la animación occidental.
Kung fu panda es de las mejores películas animadas (o la mejor) que ha hecho Dreamworks en sus 14 años de existencia. Si bien su anécdota es convencional y repite constantes narrativas de las más simples historias del cine de artes marciales, lo original de esta película es la efectiva explotación de las posibilidades ilimitadas que ofrece la animación y su aplicación al wuxia, vertiente fantástica del género de artes marciales. La animación provee mayor libertad y menos riesgos a la hora de idear coreografías de kung fu sin límites físicos, al hacer que un personaje vuele o logre piruetas inconcebibles. La caracterización de distintos animales como personajes aporta practicidad para diferenciar, sin confusión posible, a cinco maestros de kung fu secundarios, algo que sería arduo de conseguir en el cine de acción real sin tener que recurrir a toscos estereotipos.
Los distintos animales-maestros de las artes marciales fueron tomados de distintos estilos de kung fu tradicional, de uso recurrente en el cine: grulla, mantis, mono, serpiente, tigre. En este contexto nada podía ser más desubicado que un oso panda, un animal grueso y pesado que suele alimentarse durante 12 horas diarias. El estilo de lucha del protagonista es torpe y accidental y recuerda al de los más graciosos filmes de Jackie Chan, Jet Li, y sobre todo, Sammo Hung, aquel actor hongkonés que utilizaba su sobrepeso para despachar a docenas de enemigos. La torpeza del panda es motivo para un sinfín de gags, efectivos en su mayoría aunque quizá en algún tramo la insistencia del recurso pueda resultar excesiva.
Quizá también haya demasiados parecidos con las trilogías de Star Wars: el maestro mapache parece Obi-Wan, la tortuga sabia es Yoda, el resentido leopardo de las nieves Darth Vader. Como contrapartida a un guión poco original, Kung fu panda regala secuencias de acción que cortan el aliento y quitan las ganas de parpadear, como el increíble escape de una cárcel de máxima seguridad -una de las mejores fugas jamás filmadas-, o la lucha de los cinco maestros contra el leopardo sobre un puente colgante, quizá la mejor escena de artes marciales de la década. Pixar tendrá que seguir esforzándose; su competidor ha demostrado tener aptitudes.

Publicado en Brecha el 27/6/2008

10 comentarios:

Josep dijo...

Pues muchas gracias por el aviso, ya que pronto la van a exhibir en el cine de mi pueblo y dudaba de acercarme, aunque al ver el trailer me pareció que podía ser interesante.

Sin duda procederé diligentemente a invitar a mi sobrino de diez años como buena excusa... :-)

Un abrazo.

Oldboy dijo...

A mi Kung Fu Panda me dejó mucho mejor con el genero de las artes marciales que la ultima de JetLi y Jackie Chan.

Me pareció muy bueno el personaje del padre del oso y la relación que tenian entre ellos.

Si bien la historia era de lo más tipico y trillado de cualquier pelicula de Kung-fu, creo que la han hecho personas que realmente les gusta el género, pues si bien la pelicula tiene en todo momento un cierto punto de ironia y tomadura de pelo al genero de artes marciales creo que se ha hecho con bastante "cariño",
a diferencia de la formula de Shrek (la 2 y 3) en que carga las tintas contra los cuentos infantiles de forma algo burda.

Fantomas dijo...

Si tenia alguna duda acerca si debia ir o no al cine a ver esta cinta, tu comentario la ha disipado por completo.

Saludos.

Gerardo.H dijo...

Por mi parte, Faraway, la estaba esperando, y sea lo que sea corro mirarla.
Saludos.

faraway dijo...

Josep, fantomas, gerardo: me hago responsable, corran a verla.

Oldboy: Claro, lo del padre del oso es una más de las genialidades de esta peli. Un chiste sugerido que nunca existió, me pareció originalísimo. Claro, y Kung fu panda no se queda ni en la sátira ni en la referencia pop, hay mucho respeto por los originales.
A mí Shrek 2 me gustó bastante, no así la 3. De todos modos mis Dreamworks favoritos son éste, el de la abeja, y en menor medida, Vecinos invasores.

Ahora fui a ver Wall-E, una delicia absoluta. Pixar puro.

Manuel Márquez dijo...

Pues habrá que verla, compa Diego, có mo no (a mí, mi peque me dejará pocas alternativas, desde luego...).

Un fuerte abrazo.

Ezequiel Villarino dijo...

Se viene el estreno esta semana... le tengo ganas, lo admito. Sobre todo por las referencias que indicás (y que pude ver en algunos trailers).
Habrá artes marciales y wu xia piang para todos los gustos?
Un saludo Diego!

Ad Ayin dijo...

Yo dudaba de ver esta, aunque el trailer me tenía de risa loca. La vi y me quede impresionado. No podía estar más de acuerdo contigo, esta parece ser la mejor cinta de Dreamworks, pero especialmente ahora si Pixar tiene competencia.

No solo todo lo que comentas, sino también temáticamente. Hay mucha más profundidad narrativa en esta que en cualquier otra de la casa de Spielberg. Los temores y decepciones del Panda, el rencor brutal del tigre malvado, los rechazos a los nuevos y un largo etc. Muy alejada en esos aspectos de Vecinos Invasores, Shrek, Espantatiburones, pero tristemente también se acerca, cuando se vuelve más desmadrosa. Aunque es bueno que no se tome muy en serio

Muy recomendada como dices. Y aunque Wall-e creo que será el punto más alto del cine en el verano (sino que en el año) esta es una excelente muestra de buen cine animado.

Buen blog cinefilo el tuyo. Andare rondando seguido por aca
Saludos

faraway dijo...

Manuel. Quizá de mis artículos se desprenda que tengo una hija pequeña. Es una buena excusa para ver cine del bueno, porque en carteleras conviven películas infantiles de primer nivel: Kung fu panda, Wall-E, Meteoro. No pasa muy seguido.

Ezequiel. Si lo que buscás es wuxia en el sentido clásico del término creo que te vas a defraudar. Prestá atención a la narración-sueño del comienzo, se parece al wuxia de Zhang y a las recientes épicas orientales, esas en las que un solo individuo lucha contra todo un ejército. Después, bueno, todo es muy fantástico, y el final recuerda mucho a Stephen Chow.

ad: ya estuve por tu blog y me gustó mucho. Lo mismo digo, ya me tendrás visitándote asiduamente. Wall-E está notable, ya saco otra nota sobre esa peli. No sé si es mejor que kung fu panda, de todas maneras... Un abrazo!

Planocenital dijo...

Me gustó bastante, especialmente cómo están planteadas ciertas secuencias en cuanto a la narración y lo visual. ¿No es extraordinario el aprendizaje de Po a través de la comida?
Saludos!
Hernán.