viernes, 27 de agosto de 2010

Top five (+ bonus track) (VIII)

Llegó la hora de sufrirrrr. Ahora unos cuantos platos de estos videos caprichosos, musicales y prácticamente arbitrarios, que siempre fueron la constante de este blog desde su mismo nacimiento. Buen provecho, mis tolerantes lectores.

I wanna be around - Distant Voices, Still lives

Hace poco tiempo descubrí esta película de 1988 de Terence Davies, que la verdad está muy pero que muy buena. Algo así como una mezcla de Bergman, Erice y un musical, y además con saltos temporales permanentes!. Respect! Hay que verla a Lorraine Ashbourne, emborrachándose y diciendo que la venganza es dulce... me da escalofríos.



For whom the bell tolls - Zombieland

Y un poquito de gore para alegrarles el día. Casi me muero de la emoción cuando arrancó esta película y empezó a sonar este inmenso himno de metallica. Y vamos, que esta es una de las mejores secuencias de créditos del último año.



Who's That Knockin' At My Door? - Sita sings the blues

Y yo les diría que aún no fue suficiente gore así que, por eso, acá va una nueva dosis. ¿que todavía no vieron Sita sings the blues? Intolerable. Diez latigazos para cada uno.



We`re off to see the wizard - El mago de oz

Hace poco le bajé a mi hija El mago de oz, y la vio dos veces seguidas. Quedó encantadísima, incondicional a los rayos catódicos. Y no es para menos, qué película, y qué canciones.



Go where I cannot - The secret of Kells

"Debes ir donde yo no puedo", le canta Aisling al gato. Qué belleza de película...



Duelo final - Sanjuro

Y como todos saben, siempre estos top faivs se terminan con unos cuantos chorros de sangre, con una necesaria inyección de violencia extrema. Y otra vez, de la mano de... Kurosawa!!!

2 comentarios:

redrum dijo...

La intro de Zombieland es bestial!

El Maik dijo...

Che, ví The secret of kells, que es verdad, es hermosa.

Una canción, que también se me pegó. Me dejó una sensación de ternura y tristeza no obstante. Sin embargo es una película hermosa.

Otro comment, fuera del post, (pido disculpas):

También ví "In the mood for love", como dios manda. O sea, en idioma original subtitulado y con una buena calidad. Y tengo muchas cosas para decir, pero tiro un par nomás: verla en gallego hubiera sido un crimen sí; pero además, tampoco se debe ver con una resolución medio pelo. Sería otro crimen igual de grande,o quizás peor, que el otro.

Esas piernas caminando a comprar fideos. Creo que nunca había visto algo tan sensual en el cine.