lunes, 13 de agosto de 2012

Las mejores películas (XIX)

Uff, se demoró mucho esta decimonovena lista de mejores pelis. Es que anduve entretenido: muuucho trabajo, un par de festivales, una mudanza y muy poco tiempo para nutrirme con las películas que realmente quería ver. Pero bueno, aquí están, se ponen a la venta. Las mejores pelis que pude ver en esta última temporada, más una serie brillante, más un clásico de clásicos. Estoy seguro de que ninguno de ustedes, mortales las ha visto todas, así que bueno, manos a la obra.

La separación de Asghar Farhadi (Irán)
En rigor, la "separación" central es tan sólo una excusa para hablar de otros divorcios mucho más profundos, que disgregan a la sociedad iraní: la división de clases, de géneros, la que existe entre religiosos y escépticos, entre quienes deciden quedarse en el país y los que se quieren escapar. Como compensando la ausencia del gran Jafar Panahí, Irán nos regaló a Asghar Farhadi, un gran maestro y un director a seguir. 
 
About Elly de Asghar Farhadi (Irán, Francia)
La anterior película de Farhadi es tan buena o mejor aún que la ganadora del oscar. Unas vacaciones casuales entre amigos se convierten, por una fatalidad del destino, en una pesadilla que saca a relucir lo peor de cada uno y asimismo muestra los grandes vicios sociales de una sociedad en la que, una situación ya complicada de por sí parece agravarse un poco más, impidiendo la pronta resolución de los conflictos.

El salvavidas de Maite Alberdi (Chile)
Esta vendría a ser la figurita difícil de esta selección, a la que tuve la suerte de ver en unas proyecciones recientes de DocMontevideo. Se trata de un imponente documental sobre un salvavidas en una de las playas más peligrosas de Chile, que tiene la particularidad de no meterse nunca al agua, y que además considera firmemente que esa es la mejor forma de hacer su trabajo. Una excelente exploración de conductas en un ambiente competitivo, sobre la responsabilidad, la territorialidad, la autoridad y el liderazgo. La joven Maite Alberdi es una cineasta a considerar de ahora en más.

Black Mirror de Charlie Brooker (Inglaterra)
En rigor es una serie de TV, de tan sólo tres capítulos independientes entre sí. Pero cada uno es de una originalidad y una brillantez incomparable. Tres incisivas parábolas que hablan de nuestro universo inmediato y de cómo nuestra sensibilidad ha sido transformada por las nuevos medios de comunicación. En definitiva, sobre las nuevas formas de adicción y sus consecuencias: si la tecnología es una droga, entonces ¿cuáles serían sus efectos secundarios?

Tilva ros de Nicola Lezaic (Serbia)
Un grupo de adolescentes pasan sus vacaciones en un agujero llamado Bor, en Serbia. Lo que alguna vez fue un monte ahora es tan sólo un hueco en la tierra, producto de las excavaciones para extraer el cobre. Los muchachos andan en skate, rompen cosas, se abocan a filmaciones caseras autodestructivas de tipo Jackass, indiferentes a una problemática social que los determina. Excelente debut en el largo de un cineasta que se revela como un auténtico talento.

Arrugas de Ignacio Ferreras (España)
Nunca
había visto una película que mostrara tan bien y con tanta franqueza la enfermedad de alzheimer. Emilio y Miguel son dos ancianos recluidos en un asilo, sus rutinas son tediosas, no se sienten cómodos y se ven privados de libertades. Ante esta situación, deben planificar operativos conjuntos para evitar que Emilio sea trasladado al piso de arriba -reservado para pacientes irrecuperables- y para escapar del maldito claustro.

Bedevilled de Jang Chul-soo (Corea del Sur)
Para
escapar de la violencia de Seúl, la protagonista decide volver a su pueblo natal, ubicado en una pequeña y rústica isla. Ahí se encuentra con un ambiente aún más sordido que el que le tocó vivir en la ciudad. Una película de terror realista, que alcanza momentos de incomodidad y truculencia extrema. No es para cualquiera, pero piénsenlo dos veces si es que deciden dejar pasar esta grandiosa joyita gore...

The Raid de Gareth Evans (Indonesia, Estados Unidos)
Las mejores películas de artes marciales son así, sencillas, aterrizadas, sin grandes pretensiones. Un comando de elite inicia una redada a un edificio plagado de delincuentes para dar con un líder narco. Pero apenas entran son bloqueados, incomunicados, cercados y destrozados por los maleantes, que comienzan a surgir desde todos lados como cucarachas. Por suerte nuestro héroe es cinturón negro de casi todo, y reparte torta y compota. Para los que gusten de la violencia al por mayor. 

Shame de Steve McQueen (Inglaterra)
Un
exitoso irlandés radicado en Nueva York tiene serios problemas de incontinencia. Por más que quiera llevar una vida normal, es un tapado y empedernido adicto al sexo, y lleva una problemática existencia de la que no parece sentirse satisfecho. Cuando su hermana se le aparece en su casa, imponiendo el desorden y la inestabilidad, su pasado comienza a agobiarlo y su mundo parece derruirse.

Winchester 73 de Anthony Mann (Estados Unidos, 1950)
No soy un experto en westerns, pero tengo claro que Anthony Mann es un puntal indispensable del género, y que como pocos supo desenvolverse en épicas inolvidables, dotadas de guiones atractivos y personajes con psicología. Aquí el invaluable rifle del título se vuelve la ambición de cuanto hombre se le acerca, y es así que genera balaceras y matanzas, cambiando de manos una y otra vez. A su alrededor se va trazando un espectacular cuadro coral.


5 comentarios:

Mara Miniver dijo...

Vaya, sólo he visto dos de tu lista, Shame y A separation, por lo que me apunto las demás. No sé si me atreveré con la coreana también...

Un saludo

Diego Faraone dijo...

Siii Mara! Ánimo! Lo que no mata fortifica y los surcoreanos gobiernan...

elJotapé dijo...

AL fina han vuelto!
no vi ninguna a excepció nde shame (cosa rara dado que tengo muchas de esas en mi wishlsit :/ )

ZuzanZontag dijo...

Igualmente, sólo vi Shame, y me pasó como con los buenos libros al terminarlos de leer que se extraña al personaje...me anoto Black Mirror y Arrugas y me gusrdo la surcoreana para después del parto ;)

Diego Faraone dijo...

El Jotapé, Zuzan, pues manos a la obra. Zuzan, la surcoreana mostrásela al pibe, pa que aprenda lo que se le viene :D. Gran abrazo a ambos.